Garantias

Alcari: Comercial del mueble

Todos los productos comercializados por ALCARI disfrutan del periodo de garantía que establece el fabricante y por tanto es este el encargado de soportar la garantía de los mismos.

La garantía cubre tanto la mano de obra como las piezas a sustituir, exceptuando aquellos casos en que Alcari como el fabricante estipulen otros términos.

La garantía quedará invalidada bajo las siguientes circunstancias:

- Golpes y/o transporte inadecuado.
- No atenerse a las instrucciones de uso y manejo.
- Instalaciones defectuosas y/o errores de instalación.
- Instalación y/o conexión de elementos periféricos no compatibles con el producto.
- Manipulación por personal distinto del Servicio Técnico de Alcari, o del fabricante, o manipulación de cualquier precinto o etiqueta de identificación/control.
- Daños debidos a fenómenos o catástrofes naturales como tempestades, inundaciones, rayos, terremotos, incendios, etc…

ALCARI no se compromete a ninguna reparación urgente.

Para llevar a cabo las reparaciones, ALCARI podrá reemplazar partes o bien la unidad entera según estime oportuno.

La clasificación de la avería, y si queda o no cubierta por la garantía, corresponderá a ALCARI.

Toda reparación deberá estar autorizada por Alcari. Para ello el cliente deberá solicitar a ALCARI, mediante un correo electrónico a Atención al Cliente un número de autorización de la reparación (RMA) indicando, lo más detalladamente posible, el problema que presenta el producto.

Todas las intervenciones en periodo de garantía se realizarán en las instalaciones que ALCARI, o el fabricante estimen oportunas.

Una vez que el cliente haya recibido el número de RMA deberá embalar correctamente los productos y los hará llegar a la dirección especificada por ALCARI Los gastos de este transporte correrán a cargo del cliente.

ALCARI devolverá el producto, una vez reparado: a portes pagados si está en garantía; a portes debidos si está fuera de garantía o si hay que enviarlo a otro país distinto de España; o contra reembolso de 30 € (en concepto de gastos de verificación) si aún estando en garantía no presentaba ninguna avería.